Javier Belluga

⭐⭐⭐⭐⭐ Sitio increíble. Barato, acogedor, tranquilo. Con cocina y salón. La dueña es muy amable y nos ayudó mucho planificando el camino. La mejor opción para los peregrinos después de un duro día de camino.